Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

El conejito cazador

En una fría mañana de invierno, un intrépido conejito salió en busca de un lobo que amenazaba la aldea donde vivía. Llevaba consigo una gran escopeta para cazar al malvado lobo.

Este conejito era tan valiente que se sentía capaz de cazar no solamente al malvado lobo del bosque, sino también a todos los lobos que le salieran al paso.

Mientras iba caminando, le salió al encuentro su amigo el pajarito pico de oro desde la alta rama de un árbol y le saludo:

– “Buen día conejo, ¿a dónde te diriges tan tempranito?” – le pregunto el pajarito.

  • “Voy en busca del malvado lobo, lo cazaré para que no siga molestando en mi aldea”

En cuanto pico de oro supo que iba en busca del lobo decidió acompañarle.

  • “Siempre lucharían dos mejor que uno solo”, – le dijo.

En el camino se encontraron también, primero con el pato, y mas tarde con el gato. Sabiendo a donde se dirigían el conejito y pico de oro decidieron acompañarlos en su misión. – ¡También nosotros queremos ir! ¡dijeron estos!, y se unieron allí al mismo grupo.

Pico de oro era el encargado de dar advertencia, desde las ramas, la presencia del enemigo. Y cumplía eficientemente con su misión:

  • “Adelante, amigos, todo está libre, nadie anda por la derecha, y no se ve movimiento por la izquierda, avancen sin temor, que no hay peligro a la vista”.
  • ¡ooohhh!, – exclamó de pronto el pajarillo, al ver aparecer una sombra inconfundible.

Era el lobo, ni mas ni menos. y tembló el pajarillo. Y tembló el pato, y tembló el gato, todos temblaron aterrorizados, sin embargo, el valiente conejito que, como ya sabemos, era un gran cazador…

El conejito apuntó entonces con su escopeta a la nariz de la fiera… apretó el gatillo y… ¡pum!

Pero el corcho en vez de herir al lobo, solo consiguió hacerle cosquillas. El feroz animal empezó a gruñir de una forma amenazadora.

  • “esto se está poniendo feo” – murmuro el pato, en voz baja, mientras contemplaba la descargada escopeta.

Detrás de él se oyó la voz del pájaro pico de oro, quien preguntaba asustado a sus demás compañeros:

  • “Bueno…” ¿y ahora que hacemos?
  • “¡A mí no me preguntes nada!” – exclamo el asustado el pato echando a correr, y todos los demás hicieron lo mismo, al verse perseguidos por el lobo.

Felizmente, todos lograron ponerse a salvo sobre las ramas de un árbol. El pato entro por un agujero, y el lobo metió la cabeza pretendiendo hacer lo mismo, pero se quedó atascado, entonces pico de oro, conejo y el gato le ataron la cola con una fuerte cuerda que llevaba consigo el conejito.

Enseguida, todos a un tiempo se pusieron a tirar de la soga. El lobo estaba sorprendido. Había logrado sacar la cabeza, pero solo para verse elevado por los aires.

  • “¡Eso está muy bien!” – aprobó el pato desde su escondite.
  • “¡Tengan cuidado, que muerde!” – observo pico de oro. Ayudándose unos a otros, los amigos amarraron fuertemente al lobo para que no pudiera moverse, y de esta manera lo llevaron hasta la aldea.

Conejito, el pato, el gato y pico de oro fueron recibidos como héroes. Por que el malvado lobo había tenido atemorizados a todos los vecinos y ahora por fin estaba prisionero.

Hasta una banda de músicos salió a recibirles. Por esta muestra de audacia y valentía, todos fueron premiados con la medalla de “gran lobo”.

Conejito cazador tuvo como mayor homenaje ser nombrado primer cazador del pueblo, tal como se hizo constar en un hermoso diploma que le entregaron en la fiesta que se celebro en su honor. Fin.