Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

El gato astuto

En medio de una jungla había un árbol y en una de sus ramas estaba un nido muy grande, donde habitaba un gorrión y un cuervo.

Una linda mañana el gorrión le dijo al cuervo:

– “He escuchado que hay una gran cosecha en el reino vecino, iré hacia allá y me hare un festín, engordaré y volveré”.

Diciendo esto extendió sus alas y voló. El día casi terminaba, ya era de noche, pero el gorrión no volvió. El cuervo se preocupó y pensó:

  • “Que pudo haber pasado, espero que el gorrión este bien, espero que no esté atorado en un árbol, ¿o se habrá quedado en la gran cosecha?”.

Muchos días pasaron, pero el gorrión no regresó, finalmente el cuervo perdió las esperanzas.

Cierto día un conejo se paseaba cerca de la casa del cuervo y el gorrión, vio el enorme nido vacío, pensó:

– “Que hermoso nido, pero está vacío, ¿por qué no lo convierto en mi hogar?”.

Y el astuto conejo se acomodo en el nido para vivir. Como no había esperanzas de que el gorrión regresara, el cuervo permitió que el conejo se quedara. Pero, unos días después el gorrión regreso a su nido, comiendo de la cosecha todos los días había engordado y como extrañaba su hogar decidió regresar.

Cuando el gorrión entro a su nido, vio un conejo blanco con bigotes y orejas grandes, entonces el gorrión molesto le dijo:

– “Oye conejo esta es mi casa, vete de inmediato”.

– “Me he estado quedando aquí desde hace muchos días y es mi casa” contesto el conejo.

Pero el gorrión dijo: – “De ninguna manera, me he quedado aquí desde hace años, por eso, este lugar se ha convertido en mi casa”.

El conejo alzo sus largas orejas y le replico:

  • “Cuando se trata de animales y aves hasta que son jóvenes, ese lugar se considera de ellos. Es por ello que esta casa ahora es mía”.

De esta manera la discusión del conejo y del gorrión continuó, ambos seguían discutiendo por sus derechos sobre la casa, pero el conflicto no culminaba. Finalmente, el conejo dijo:

– “Ahora iremos con alguien que pueda darnos un consejo y decida correctamente por nosotros, cuando se haya tomado una decisión el que gane se queda con el nido y el otro se irá”.

El gorrión estuvo de acuerdo, sin embargo, un astuto gato escuchaba la discusión entre el gorrión y el conejo desde hace mucho rato, e inmediatamente se acerco con actitud reverente y comenzó a gritar fuertemente.

– “El mundo está lleno de maldad solo servir a Dios es mi refugio”.

Viendo al gato decir esto, el conejo dijo:

– “Guaooo, parece que ese gato es muy espiritual, vamos iremos con él a buscar justicia”.

– “No, el gato es nuestro enemigo antiguo, deberíamos hablarle desde lejos” contesto el gorrión.

El conejo estuvo de acuerdo en hablarle de lejos al gato. Y el gorrión comenzó a conversar con el gato diciendo:

– “Hola, necesitamos que se haga justicia y podrás devorar al que se equivoca, a uno de nosotros podrás comer”.

Al oír esto el gato toco sus ojos y orejas y respondió:

– “Oh mi Dios que has dicho, he dejado de cazar hace mucho tiempo, ahora no soy violento, confía en mí y acércate y cuéntame todo”.

El conejo creyó lo que el gato decía y se acerco mucho al gato, sin embargo, el gorrión era más inteligente y se mantuvo lejos. Entonces el gato decía al gorrión que no temiera, debía acercarse un poco mas para poder oír su problema.

El conejo se acercó más al gato, pero cuando el gorrión vio esto, tomo coraje y grito fuertemente justo antes que el gato pusiera una garra por encima del conejo, entonces apareció el cuervo y entre los dos picotearon al malvado gato hasta hacerlo huir.

Desde entonces el conejo arrepentido decidió compartir el nido con el gorrión y fueron grandes amigos por siempre. Fin