Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Los tres cerditos

Cuento clásico infantil : Los tres cerditos

Hace mucho tiempo en un lugar del bosque vivían tres cerditos que eran hermanos. Siempre estaban felices, comiendo y compartiendo los tres juntos. Los tres hermanos no se preocupaban de nada, pero un día un lobo pasó por aquel lugar.

Pasaron los días y el lobo aun merodeaba la zona. Entonces el primer cerdito dijo a sus hermanos:

  • “Que les parece si cada uno construye su propia casa. Así podemos refugiarnos del lobo”.

El segundo cerdito le respondió alegre:

  • “¡Sí !, mi casa será de madera. Voy a ir rápido al bosque a buscar los materiales”.

El tercer cerdito no tardó mucho en pensar de qué material seria su casa así que dijo muy animado a sus hermanos:

  • “¡Ya sé que material usare! Construiré mi casa con ladrillos. Sera muy alta hasta llegar a las nubes y será tan fuerte como las montañas”.

Con esa emoción cada cerdito muy animado comenzó a construir su casa. Pasaron algunas horas cuando el primer cerdito ya había acabado su casa, como no le gustaba trabajar hizo una casita muy sencilla hecha de paja. Entonces dijo a sus hermanos:

  • “¡Hermanos, hermanos, corran miren mi casita!”.

Sus hermanos corrieron muy rápido y cuando llegaron viendo la casa, le dijeron:

  • “Cerdito, que linda quedo tu casa. Pero ¿No crees que no es muy segura? Está hecha de paja, los fuertes vientos pueden derrumbarla o hasta peor el lobo puede venir y entrar muy fácil”.

El primer cerdito no estaba muy convencido de lo que sus hermanos le dijeron, solo les dio las gracias por preocuparse por él y se fue al bosque a buscar manzanas y peras. El segundo hermano fue el siguiente en terminar su casa. Aunque era de madera no se veía tan resistente. Entonces llamo a sus hermanos para que lo visitaran y dieran su opinión.

  • “¡Hermanos termine mi casita, vengan a verla!”.

Cuando los otros cerditos llegaron lo felicitaron y el primer cerdito le dijo:

  • “Que casa tan hermosa, el color verde combina muy bien con los árboles y las flores. Te felicito hermano”.

Sin embargo el tercer cerdito no pensó lo mismo y le dijo:

  • “Cerdito la casa esta bonita, pero es de madera el viento igualmente puede hacerla caer o peor el lobo puede entrar”.

El segundo cerdito después de escuchar a sus hermanos le dijo:

  • “No se preocupen la casa es segura, aquí el lobo no podrá entrar”.

Los hermanos que ya habían construido sus casas estaban celebrando. Prepararon unas mazorcas mientras esperaban que el otro cerdito terminara. El tercer cerdito que era el más trabajador, construyo su casa con ladrillos. Le tomo mucho más tiempo que sus hermanos pero al cabo de unas horas más acabo y les grito varias veces a sus hermanos desde su ventana:

  • “¡Mi casa esta lista, mi casa esta lista!”.

Sus hermanos al ver la casa dijeron:

  • “¡Wuaoh!, que grande y segura es tu casa. Baja para que podamos celebrar los tres juntos”.

Cuando las tres casas estuvieron terminadas, los tres cerditos celebraban saltando y riendo. El lobo que pasaba cerca de ese lugar al verlos saltar les grito fuertemente:

  • “Cerdito, ¡Me los voy a comer!”.

Los tres cerditos corrieron a esconderse a sus casas. El lobo fue a la casa de paja que había hecho el primer cerdito.

  • “¡Ábreme la puerta! Exclamo ¡Soplare, soplare y la derribare! dijo el lobo”.

Como el cerdito no abrió el lobo derribo la casa. El cerdito corrió lo más rápido que pudo y llego a la casa del segundo cerdito. Nuevamente, el lobo les dijo:

  • “¡Ábreme la puerta! Porque si no lo hacen ¡Soplare, soplare y la derribare!”.

El lobo soplo tan fuerte que derribo la casa. Entonces los dos hermanos corrieron hasta que llegaron a la casa del tercer hermano. Cuando el lobo llego a la casa de ladrillo les dijo muy enojado:

  • “¡Ábreme la puerta! ¡Soplare, soplare y la derribare!”.

El lobo soplo, soplo y soplo con todas sus fuerzas pero no la derribo. Entonces el lobo se marchó triste porque no se comió a los tres hermanos. Los cerditos le agradecieron a su hermano por el trabajo duro que había realizado. Y así fue como vivieron felices, los tres juntos en la casa de ladrillos.

Enlace del cuento: https://www.youtube.com/watch?v=ViRUaVU9Fzc