Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Los tres perezosos

Resultado de imagen para los tres perezosos

Érase una vez un padre que estaba muy enfermo, un día decidió realizar su testamento para repartir sus casas, carros y un burrito entre sus tres hijos. Cuando llego el notario para redactar el documento el viejo padre le dijo:

-“Por favor, al más flojo de mis hijos dale el burrito de cargar. Adviértele que no será fácil cuidar del pequeño animal”.

Cuando el padre murió, el notario llamo a los tres hijos para repartir la herencia pero ninguno de los tres apareció. Pasado muchos meses el notario volvió a llamar a los tres hermanos y les dijo:

  • “Para repartir la herencia primero me tienen que decir cuál de los tres es el más perezoso”.

Entonces comenzó el más grande de todos y confeso:

  • “Bueno lo que tengo que decir es que una vez mi casa se incendió, aunque no podía respirar bien y me estaba quemando con el fuego, tenía tanta pereza de levantarme que mis vecinos tuvieron que entrar a rescatarme.

“Increíble, eso sí es tener pereza de verdad. Ahora, sigues tú. Cuéntanos algo perezoso que hayas hecho”, dijo el notario al segundo de los hermanos.

El segundo de los hermanos pensó un momento y les dijo:

  • “Les diré la vez que caí al mar y aunque ya estaba cerca de la orilla tenía tanta pereza que un pescador tuvo que entrar al agua para sacarme”.

¡Vaya, que perezoso eres! dijo el notario al escuchar aquellas palabras.

Por último, era el turno del tercer hermano. Y dijo:

  • “La verdad a mí no me interesa la herencia de mi papá y mucho menos cuidar al burrito. No tengo ganas de hablar, así que usted puede quedarse con mi parte de la herencia”.

Entonces eres tú el indicado para recibir la herencia, pues de los tres has sido el más perezoso.

Enlace del cuento: https://www.youtube.com/watch?v=prms0hS9UIw

Aladino

Resultado de imagen para aladdin

Había una vez en el lejano Oriente un joven muy despreocupado y alegre llamado Aladino que vivía con su madre. Un día un anciano que pasaba por aquel lugar convenció al joven a entrar en un pasadizo y buscar una lámpara mágica.

  • “En esa cueva hay una lámpara que puede cumplir todos tus deseos”. Le dijo aquel anciano.

Aladino sorprendido pensó en no devolverle ese objeto preciado y engaño al anciano quedándose con la lámpara. Al llegar a casa Aladino le enseño la lámpara a su madre y cuando la froto para limpiarla, surgió un genio que le concedió todas las riquezas del mundo:

  • “Te concedo oro, piedras preciosas y un palacio para que vivas como un príncipe”.

Entonces Aladino conoció a una bella princesa y como era muy rico, pudo casarse con ella. Hicieron una gran boda en ese precioso palacio e invitaron a todos sus amigos. Un día el malvado anciano volvió para vengarse de Aladino y trato de engañar a la princesa para que le vendiera la lámpara del genio.

  • “Princesa soy un comerciante y necesito que me vendas esa hermosa lámpara”. Dijo el anciano.

La princesa no sabía qué hacer, así que llamo a los consejeros reales para que la ayudaran con la decisión. Entonces les dijo:

  • ¿Consejeros es bueno que venda esta preciosa lámpara de los deseos?”.

De inmediato los consejeros le dijeron que no lo hiciera que ese hombre parecía un ladrón y que solo quería engañarla.

  • “Princesa mejor espere que llegue el príncipe Aladino él sabrá que hacer”. Dijo uno de los consejeros.

Por fortuna, cuando llego Aladino el anciano lo reconoció y salió huyendo lo más rápido que pudo. El inteligente Aladino pudo deshacerse del anciano y así vivió muy feliz con su esposa el resto de su vida.

Enlace del cuento: https://www.youtube.com/watch?v=Xt61l3kAREo