Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Un cuento de navidad

En una víspera de año nuevo, había un viejo tacaño y gruñón llamado Escrunch, este miraba por la ventana de su oficina y decía:

  • “Que tontería, toda esa gente corriendo en este frio, odio la noche buena”.

Un ayudante del viejo, temeroso se le acercó y le preguntó:

  • “¿Me permitiría retirarme un poco más temprano, ya sabe es fin de año y debo comprarle un regalo a mi hijo?”.

Y el viejo respondió:

  • “No, ¿por qué dejó esto hasta el último día, debiste haber comprado antes?”.

Con gran tristeza su ayudante volvió al trabajo. En ese mismo momento tocaron a la puerta. “tun, tun”. Su sobrino había venido a invitarlo a la cena de año nuevo. Pero como al viejo no le gustaba, una vez más, se negó a ir.

Nuevamente tocaron a la puerta, el anciano replicò:

  • “Ohh, ¡ahora que!, déjenme en paz para poder trabajar”

Dos hombres, entrando preguntaron – “¿podría ayudar a los huérfanos?” … El Sr Escrunch se negó hacerlo.

Más tarde, esa noche el Sr. Escrunch llego a casa, se sentó en su sofá y en ese momento comenzaron a suceder cosas extrañas, las ventanas y las puertas comenzaron a moverse, había aullidos y sonidos tenebrosos por todas partes.

De repente apareció un fantasma atado con cadenas frente a él, el viejo nunca había estado tan asustado, sus manos y sus pies temblaban de terror. El fantasma le mostro al Sr. Escrunch como después de su muerte había sido castigado por su egoísmo y avaricia advirtiéndole que no cometiera el mismo error, entonces el viejo le respondió:

  • “Ve y ocúpate de tus propios asuntos, ya estás muerto”.
  • “Muy bien solo quería advertirte que tres fantasmas te visitarán, uno de ellos te mostrara tu pasado, otro tu presente y el ultimo te mostrara tu vida futura”. Contesto el fantasma y desapareció.

El Sr. Escrunch ignorando todo esto se fue a la cama, cuando abrió los ojos pudo ver a un niño, era el fantasma de las pasadas noches buenas, el viejo estaba asustado.

El fantasma tomando al viejo, lo llevo a tres lugares y le mostro como en su infancia jugaba con sus amigos, decorando feliz un árbol de navidad. Luego más adelante lo guio a encontrárse junto a su esposa y veía a sus amigos bailar y divertirse mucho.

Cuando llegaron al tercer lugar le mostro como en un fin de año de su pasado su esposa lloraba lamentándose y decía:

– “Antes solíamos divertirnos mucho, pero ahora amas más tu dinero, ya no tengo espacio en tu vida y deberíamos separarnos”.

El viejo sin querer oír más, pidió al fantasma que lo llevase a casa.

Luego apareció el fantasma del año nuevo:

  • “Ven conmigo y veras que pasa en este año nuevo”.

El fantasma lo llevo a casa de su ayudante donde en la mesa había una cena muy humilde, el Sr. Escrunch asombrado oyó las palabras de su ayudante:

  • “Quiero agradecer al Sr. Escrunch por cada oportunidad de trabajar, podemos comer hoy gracias a él”.

A pesar que el viejo era muy arrogante con su ayudante, se sorprendió de lo agradecido que estaba, sin embargo, al ver al hijo en una silla de ruedas delgado y enfermo, quedo sin palabras.

  • “El niño está muy enfermo y no le queda mucho tiempo”, dijo el fantasma.

Luego lo llevo a casa de su sobrino y vio que toda su familia se divertía mientras comían, pero tenían un asiento vacío esperando y deseando que él estuviera presente. Después de ello fue de regreso a su casa junto al fantasma.

El fantasma le indico que lo próximo que venía era su muerte, el viejo asombrado observo dos niños muy delgados y feos que salían de su chaqueta. El fantasma le indico:

  • “Estos niños representan personas codiciosas y preocupadas”, luego desaparecieron.

De repente junto con el sonido del reloj apareció el fantasma del futuro, era oscuro y aterrador, llevo al viejo a su propio funeral, vio como la gente reunida en su tumba estaba feliz de que finalmente se hubiera ido. Al lado de su tumba estaba la del hijo de su ayudante, que, a diferencia de él, la tumba del niño estaba llena de flores. Esto llenó de mucha tristeza al viejo y pidió que lo regresaran a casa.

El entendió que había actuado mal, que era un viejo gruñón, pero afortunadamente había tiempo suficiente para remediar sus malos actos. Luego con alegría mando a llevar un rico pavo y un bello juguete a la casa de su ayudante y después corrió a casa de su hermano uniéndose a la cena en la que había sido invitado. Esa noche todos tuvieron una gran cena de noche buena juntos. Fin.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=GzmMIyunicc&t=270s