Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Adelgazar con actividad física

La dieta y la actividad física son las bases sobre las cuales se tienen que sostener aquellas personas que pretenden bajar de peso.

Si quieres adelgazar, es de suma importancia que consideres ambas cuestiones, por el simple hecho de que descender de peso depende directamente de ingerir menos calorías de las que se consumen.

El régimen alimentario y la rutina de ejercicios diarios cumplen un papel fundamental en dicho asunto.

Es bueno señalar que muchos individuos logran ponerse en forma modificando sólo aquellos hábitos que están vinculados con la alimentación.

No obstante, el ejercicio físico potencia el proceso de adelgazamiento e incluso otorga numerosos beneficios que una dieta por sí sola no puede brindar.

Por esta razón, en este caso en particular trataremos sobre la importancia de la actividad corporal para perder esos indeseables kilos de más.

No caben dudas de que los ejercicios aeróbicos se constituyen como los más apropiados para las personas que están siguiendo un plan para bajar de peso.

Este tipo de actividad se caracteriza por la predominancia de la resistencia, sin dejar de mencionar que se pueden realizar durante un tiempo prolongado y a una intensidad baja o mediana.

Esto evita el cansancio, la fatiga e incluso las lesiones. Es bueno aclarar que si tu cuerpo no está habituado a una rutina de actividad física, simplemente no debes someterlo a un entrenamiento demasiado potente (por lo menos al comienzo).

Los ejercicios aeróbicos son aquellos en donde se efectúan actividades repetitivas y por un período de tiempo superior a los tres minutos, el cual se puede variar. Muchos de ellos están vinculados con tareas que se realizan (o pueden realizar) todos los días y resultan sumamente positivas aunque generalmente las personas no sean conscientes de ello.

Algunos ejemplos son: caminar, correr, nadar, remar, pedalear, bailar y esquiar, entre muchos otros.

Las actividades que se pueden llevar a cabo son numerosas. Queda en tí escoger la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias personales.

Si logras establecer una rutina de ejercicios físicos y la respetas diariamente, seguro notarás cambios en poco tiempo con respecto a tu figura.

No olvides combinar tu entrenamiento con una dieta sana y nutritiva.

¡Éxitos!