Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Bajar de peso con el desayuno

Es imposible negar que el desayuno es la comida más importante del día. Esto es así porque se trata de la base de la alimentación de cada jornada, sin dejar de lado que aporta la energía necesaria para que las personas estén vitales.

En pocas palabras, se constituye como el empujón que la gente necesita para arrancar sus actividades. Un buen desayuno es sumamente beneficioso a la hora de tener un buen rendimiento, tanto en el trabajo como en los estudios.

Por si esto fuera poco, existen diversos estudios que indican que el desayuno es preventivo en contra del sobrepeso e incluso que es un buen método al momento de adelgazar.

De hecho, la ausencia de esta comida tan valiosa es un factor de riesgo en la aparición de obesidad, por lo que consumir un desayuno equilibrado y nutritivo todos los días puede resultar sumamente beneficioso para quienes desean deshacerte de los kilos de más.

A continuación enseñaremos cómo lograrlo con unos consejos muy interesantes. ¡No dejes de ponerlos en práctica!

Los especialistas aseguran que ingerir una cantidad alta de calorías en el desayuno en relación con la cena (cuyo consumo de calorías debe ser reducido) es una forma efectiva de perder peso de modo significativo. Además, los desayunos nutritivos resultan ideales para controlar la insulina, ya que mejora los niveles de triglicéridos y glucosa.

El secreto para bajar de peso de manera rápida y efectiva es que tu cuerpo queme más calorías de las que consumes. Por esta razón te sugerimos evitar aquellas comidas con grasas y azúcares.

Existen múltiples alimentos que, además de ser saludables, también son ricos.

Te recomendamos incluirlos en tu desayuno de todos los días y seguir los siguientes secretos:

  • Es importante que rompas con tu ayuno lo antes posible. Esto quiere decir que te recomendamos desayunar en cuando te levantes de la cama, con el objetivo de poner en funcionamiento a tu aparato digestivo y activar las funciones de tu metabolismo.
  • Nuestra sugerencia es que, de ser posible, inicies tu desayuno con una deliciosa fruta y continúes con alimentos más pesados una hora después. No es recomendable mezclar fruta con proteínas, las cuales están contenidas especialmente en las carnes, huevos, leche, etcétera.
  • No hay que saltarse el desayuno. Lo ideal es hacerse el tiempo necesario para disfrutar de esta nutritiva comida. De lo contrario, acumularás hambre y tu metabolismo se volverá más lento.
  • El desayuno no debe ser excesivamente grande, debido a que cantidad no es sinónimo de calidad. Es importante que la comida que vayas a consumir para empezar el día no pase las 400 calorías.

De lo contrario, no resultará beneficioso para tu cuerpo e incluso es probable que engordes.

  • Es aconsejable no “picar” entre las comidas. Si el hambre te gana, lo mejor que puedes hacer es optar por frutas o barras integrales.