El Método Grez es una polémica sugerencia que consiste en consumir grasas en altas cantidades para bajar de peso. El nombre se debe al apellido de Pedro Grez, su creador, quien asegura haber bajado de peso por medio de este método. Este hombre pesaba 110 kilos y tenía un inicio de Diabetes, por lo que decidió emplear una dieta contradictoria para bajar de peso y perdió 30 kilos.

Una dieta contradictoria para bajar de peso: grasa y más grasa

Este hombre no solo perdió esa cantidad de kilos, sino que publicó su experiencia en un libro llamado “los mitos me tienen gordo y enfermo”. En este libro analiza el contenido nutricional de muchas de las dietas actuales, las cuales él asegura que tienen una alta cantidad de grasa.

En su dieta este hombre sugiere contradictoriamente el tocino frito, el aceite de oliva y la mantequilla, pero prohíbe terminantemente el azúcar proveniente de los carbohidratos y frutas. De la misma manera, no se deben comer panes, cereales, arroces, pasta ni papas.

Esta dieta contradictoria para bajar de peso ha generado fuertes discusiones entre los nutricionistas, quienes señalan que la dieta de Grez es todo lo contrario a lo que se viene investigando en las últimas décadas. De la misma manera, indican que este hombre está impulsando a la sociedad a consumir grasas saturadas y reducir las frutas, cosa totalmente absurda y anti Fitness.

Cabe destacar que este hombre pasó 10 años en diversas dietas, fue a múltiples consultas médicas y estuvo asesorado por diversos nutricionistas sin llegar a un resultado. Fue allí cuando decidió realizarse una operación, pero no pudo por su condición general. Aquí fue cuando empezó a descubrir que las frutas y carbohidratos aumentaban su condición obesa y pre diabética, por lo que los redujo al máximo y sugiere abiertamente las grasas.

Habrá que ver qué es lo que realmente hace que este régimen funcione y si lo hace en otros organismos aparte del de Grez. Esta contradictoria dieta para bajar de peso se basaría en la ingesta de alimentos grasos y pocos frutos, lo que daría un gran vuelco a la visión nutricional que se ha venido teniendo en las últimas décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *