Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Isquemia Arterial Crónica

Esta enfermedad se presenta cuando las arterias bajan el rendimiento del riego sanguíneo. Es decir que la circulación es muy lenta y además, puede ser progresiva en esa zona del organismo. Es más común observar este problema en las extremidades del cuerpo. En el caso contrario a las varices, la isquemia arterial se puede observar en más hombres que mujeres.

Casi siempre se produce esta enfermedad debido es debido a que se encuentra presente la ateroesclerosis. Los factores que contribuyen a la aparición de la ateroesclerosis son los que facilitan la aparición de la isquemia arterial, como lo es la diabetes, obesidad y sedentarismo, el tabaco, el alto colesterol y lípidos, etc.

El síntoma principal es el dolor en las extremidades cuando la persona que lo sufre empieza a caminar y que poco a poco el dolor va aumentando hasta llevarlo a un punto de no poder caminar más ya que el dolor suele disminuir si el paciente esta reposando. Cuando se llega a este punto se diagnostica como  claudicación intermitente. La molestia puede ir apareciendo cuando el afectado sube escaleras o hace algún esfuerzo, esas son las primeras señales antes del diagnostico en concreto, el cual consiste en valorar físicamente al paciente y a través de otras pruebas que realiza el médico, desde un ecodoppler, exploraciones complementarias, índice de los valores sanguíneos, índice tobillo/brazo, una prueba sencilla donde se puede medir la presión arterial y además, puede señalar en cuál grado se encuentra la elasticidad de las arterias.

Cuando es oficialmente diagnosticada la isquemia arterial crónica es muy importante para el médico, y claramente para el paciente, que la enfermedad siga progresando. Por eso, ese es el objetivo principal, frenar su evolución. Como toda enfermedad, antes de presentarse se debe prevenir. Eliminando el tabaco, llevar un control estricto del colesterol, de la presión arterial y mantener en control la diabetes si el paciente la presenta. El ejercicio se convierte en tu arma más usada, tan solo con 30 minutos 3 veces por semana de alguna rutina de tu preferencia, marcará la diferencia y te ayudará a prevenir no sólo esta, sino muchas enfermedades.