A veces, los fallos de nuestros discos duros multimedia, se producen a causa de un accidente o un despiste por nuestra parte. Uno de los problemas más frecuentes, como veremos en este artículo,es un disco duro accidentado en agua.

Los discos duros, como todos los componentes o piezas electrónicas son muy sensibles a la acción del agua. En este sentido, no debemos olvidarnos de que incluso el propio vapor de agua puede dañar nuestros equipos o nuestros discos duros multimedia. Sin embargo, por suerte, si se procede del modo oportuno ante el accidente, en algunas ocasiones se puede solucionar, recuperando la información almacenada de forma satisfactoria.

Accidente por inmersión

Esto se refiere a cuando el disco duro es sumergido por completo en agua. Su sistema se ha inundado totalmente de agua en el interior, y se ha producido un cortocircuito que supone un cese del funcionamiento de todos los componentes electrónicos.

Por suerte, este tipo de accidentes no suelen suceder de forma frecuente.

¿Qué hacer cuando tenemos un disco duro mojado?

Para recuperar los datos y conseguir salvar nuestra información personal del disco duro averiadoes necesario saber actuar con rapidez.

En primer lugar es importante no esperar a que se seque el disco duro y a el agua interior se evapore, ya que cuando lo haya hecho, los componentes ya estarán demasiado afectados como para que vuelvan a funcionar.

Esto se debe al alto contenido en sales minerales que contiene el agua y que son los principales causantes del error informático. Por ello, mientras están disueltas en el líquido aún no se habrán depositado en el sistema y podrán ser eliminadas de una forma más eficaz que si se encuentran ya secas.

Tras darse cuenta de que todavía se puede recuperar el disco duro accidentado en agua, debemos de tener en cuenta el líquido en el que se nos ha mojado el disco duro, y si ha sido en agua salada, lo mejor es aplicarle un enjuague con agua dulce para intentar eliminar y limpiar las sales de esta. Una vez realizado, envuelve el disco duro HDD en una toalla de papel y mételo en el interior de una bolsa de plástico con cierre hermético.Debes de asegurarte de eliminar del interior de la bolsa tanto aire como sea posible. Puedes hacerlo de modo sencillo ejerciendo cierta presión al cerrarla.

Este es el embalaje perfecto para llevarlo al servicio técnico y que se pueda recuperar la información del disco duro.

Los accidentes acuáticos son uno de los más comunes que suelen ocurrirles a nuestros discos duros, y los que en mayor grado les afectan.

A veces, simplemente basta con un contacto directo con la humedad o el vapor de agua para conseguir que los componentes de nuestro disco duro multimedia, se vean afectados y perdamos toda la información almacenada en el interior debido al cese de su funcionamiento.

Este tipo de accidentes son mucho más frecuentes sobre todo en discos duros multimedia externos a nuestro equipo, ya que se encuentran directamente expuestos al ataque en medio acuoso:

Accidentes por infiltración de agua: Estos suceden debido al efecto de la condensación, muchas veces incluso por estar en un ambiente con excesivo vapor o unas condiciones extremadamente húmedas. Son fallos que pueden evitarse si guardas tu disco duro externo en una pequeña bolsita de Silica Gel, ya que esta se encargará de absorber la humedad que pueda afectar a los componentes de tu disco duro.

disco duro mojado¿Qué hacer para recuperar los datos de un disco duro mojado?

Al igual que en el caso anterior de inmersión total del dispositivo, es importante no dejar que el  agua interior se evapore para evitar que las sales precipiten en el interior del disco duro multimedia. Sin embargo, en muchos de estos casos no es necesario llevar el disco duro a un taller de reparación para poder recuperar la información almacenada, y en algunas ocasiones incluso lograr que el disco duro vuelva a realizar sus funciones de almacenaje.

Para ello es necesario llenar un bol de arroz crudo, y poner en el interior nuestro disco duro cubierto completamente por el arroz. Debes dejarlo así entre 24 y 48 horas, y pasado este tiempo, intentar reanudarlo. El arroz actuará de tal forma que absorberá la humedad del interior del sistema y con ella también las sales.

En caso de que la avería continúe deberás de acudir lo más rápido posible a un servicio técnico. Recuperar los datos de un disco duro accidentado en agua puede ser cuestión de horas.

Cosas que no debes de hacer para secar un disco duro y poder luego recuperar la información

  1. Secar el disco duro con un secador de pelo: ya que sobrecalentarás los componentes dañándolos aún más.
  2. Dejar secar nuestro disco al sol o al aire libre: No conseguirás eliminar las sales minerales del agua y estas precipitarán entre los compuestos dañándolos definitivamente y no dejándote recuperar los datos almacenados en el interior del dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *