Saltar al contenido
【 Doncomo.com 】

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Ver más resultados?

Remedios caseros para bajar de peso

No existen secretos milagrosos que permitan adelgazar de forma rápida y efectiva. La realidad es que las claves para estar en forma son, como no podría ser de otra forma, la dieta balanceada y la rutina de actividad física.

Combinar ambas cuestiones es una garantía a la hora de perder peso, por lo que es nuestra principal recomendación para todas aquellas personas que quieren verse bien.

No obstante, es importante señalar que existen diversos métodos que se pueden fusionar con el régimen alimentario y los ejercicios.

Los remedios caseros son un excelente ejemplo de esto, ya que están destinados a activar el proceso de adelgazamiento.

No sólo son completamente sanos, sino que también son muy sencillos de hacer. ¡A tomar nota!

  • Treinta minutos antes de cada comida, tomar dos cucharadas de vinagre de sidra diluidas en un vaso de agua.
  • Existen ciertos alimentos que contribuyen en gran medida a la hora de bajar de peso, debido a que el organismo consume abundantes cantidades de energía para metabolizarlos, incluso más de las que aportan. Algunos ejemplos son el perejil, el vinagre de sidra y el huevo duro.
  • Tomar un té de manzanilla bien caliente después del almuerzo. Esta infusión será sumamente útil para hacer la digestión, sin dejar de lado que todo lo que sea caliente ayuda a adelgazar.
  • Preparar una infusión con una taza de agua caliente y una cucharadita de marrubio. Tomar dos tazas todos los días durante dos semanas. Es fundamental tener en cuenta que este tipo de té no es recomendable para mujeres embarazadas o que sufran de gastritis o úlcera péptica.
  • Elaborar una infusión disolviendo treinta gramos de alcachofera en un litro de agua. Hay que calentar el agua con la hierba hasta que hierva. Una vez listo, se debe tapar y dejar reposar un minuto. Beber una taza diaria. Este té tampoco es aconsejable para mujeres embarazadas, ni tampoco para aquellas que estén lactando.
  • Lavar tres zanahorias y pasarlas por la batidora (sin pelar). Beber el jugo entre las comidas, tres veces al día.
  • Beber jugo de pomelo mezclado con agua una hora antes de cada comida.

Estos son sólo algunos de los remedios caseros que se pueden aplicar al momento de bajar de peso.Son tan simples como efectivos, por lo que no hay motivo para no llevar a la práctica alguno de ellos.

Combinados con una alimentación variada y un estilo de vida activo, ¡notarás grandes cambios en tu figura y te sentirás excelente!