Search
Generic filters

Remedios para el dolor de cuello en pocos pasos

Imagínate esto, una amiga tuya se para detrás de ti y te dice hola, giras la cabeza para sonreír y saludar entonces sientes un dolor en todo tu cuello. ¿Es momento de entrar en pánico? Pues no el 45% de las personas tienen problemas en el cuello; ahora, antes de que vayas al médico a toda velocidad prueba con estos ejercicios para el cuello.

#1 Relaja los músculos.

Siéntate cómodo en una silla con la espalda recta.
Coloca las manos detrás de la cabeza y lleva el mentón al pecho.
Aplica una presión suave con las manos hasta que sientas que los músculos traseros del cuello se estiran.
Detén la presión en el cuello hasta que te sientas incómodo.
Realiza este ejercicio durante 30 segundos.

#2 Mejora la movilidad de los hombros.

Una vez más siéntate cómodo en una silla con la espalda recta
Lleva la mano derecha encima del hombro derecho y toca tu espalda.
Lleva la mano izquierda por debajo del brazo, expande el pecho y agárrate de las manos por la espalda.
Pueda que no lo logres al primer intento, pero no te preocupes con el tiempo mejoraras. Mientras hagas este ejercicio recuerda mantener la espalda recta.
Has este ejercicio en ambos lados durante unos 30 segundos.

#3 Aumenta el flujo sanguíneo.

Ponte de pies con la espalda recta, los pies en paralelo a los hombros y los brazos a los contados.
Sin doblarlos sube los hombros hacías las orejas y mantenlos en esta posición durante unos segundos.
Regrésalos al punto inicial,
Realiza este ejercicio durante unos 30 segundos.

#4 Alivia los músculos de los brazos.

Ponte de pies con el lado derecho contra la pared.
Pon el pie derecho frente al izquierdo.
Gira la cabeza hacia la derecha hasta mirar la pared.
Levanta tu brazo derecho a la altura de los hombros sin doblarlo.
Gira el tronco y coloca la mano derecha en la pared y por detrás de ti.
Luego mantén el brazo estirado y gira la cabeza y mira al frente.
Quédate en esta posición por unos 30 segundos y repite el mismo ejercicio del otro lado.

#5 Trabaja en la postura.

Ponte cómodo en una silla o alfombra mirando hacia adelante con los hombros expandido y la espalda recta.
Dependiendo de lado del cuello que te moleste, coloca los dedos índices y medio sobre tu mentón y llévalo hacia adelante todo lo que puedas
Luego con los dedos llevas el mentón hacia atrás de nuevo todo lo que puedas.
Repite este ejercicio durante unos 30 segundos.

#6 Deshazte de los espasmos musculares.

Siéntate cómodo en el suelo con la espalda recta, eleva los brazos sobre la cabeza dóblalos suavemente y juntas las palmas.
Luego iniciando con la mirada al frente gira la cabeza a la izquierda todo lo que puedas y con la misma lentitud gira la cabeza a la derecha.
Repite este ejercicio durante unos 30 segundos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *